Los sorteos siguen teniendo una mala salud de hierro

Aún recuerdo el premio que me tocó en un sorteo en el colegio a la tierna edad de 10 años. El premio era un sencillo estuche de lápices de colores, pero que entregado por la chica más guapa de la clase me hizo sentir más feliz que el ganador de Pasapalabra. Y es que los concursos y sorteos siguen teniendo algo [...]